Critica del concierto de Paul Weller en Jardins Palau Reial Pedralbes (Barcelona) el 2 de Julio de 2015La mas completa agenda de conciertos y bares, asi como la biografia y discografia de los principales grupos que tocan en Barcelona.
    

Clicka aquí para ver todas las críticas de conciertos

Paul Weller
Jardins Palau Reial Pedralbes
02/07/2015

Texto: Abel Farré
Foto promocional

Zonas verdes, carpas y mesas para nada improvisadas y un conjunto de esponsorizaciones dan entrada a un recinto poco usual para conciertos de rock. Fuera del recinto parece imposible encontrarse con ninguna Lambretta GT 200 personalizada; pues según parece el emblema mod pareció quedarse olvidado tras el vuelo de alguna anfetamina. Mis intenciones iban más encaminadas a poder recuperar algún hit en directo de The Jam, pues Paul Weller en sus últimos setlist había añadido canciones míticas como "A Town Called Malice", "That's Entertainment" o “Start”. Pero una vez allí sentado empezaba a sentir que me iba a encontrar con algo muy diferente a lo que me habían podido haber dado aquellos tres chicos de Woking por allí en los 70. Me veía rodeado de un grupo de gente que sin ganas de hacer mucho ruido, se sentaban repeinados con tal vez ni mucha idea de lo que iban a escuchar, pues tal vez se trataba más de un encuentro social de gente bien con música de fondo, que no del concierto de quien parece había hecho historia con cada uno de aquellos proyectos que se le habían pasado por la cabeza; de quien parece en su día se le bautizó como The Modfather.

El concierto arrancaba con “White Sky”, el tema que encabeza el nuevo LP “Saturns Pattern”, lanzado este mismo mayo y tras los últimos retoques de sonorización le seguiría “Long Time”. Ese público tal vez sibarita, no tan sólo tal vez de música, no parecía acabar de arrancar con las intenciones de Paul Weller, momento en que aprovechaba para recuperar “The Changingman” uno de esos viejos hits de ese memorable “Stanley Road” de 1995, en donde Paul Weller demostraba que podía hacer cosas muy interesantes lejos de The Jam o de Style Council. Un público tal vez un poco más entregado parecía empezar ya a disfrutar un poco más del concierto y esas idas y venidas de Paul Weller entre piano y guitarra nos iban dejando canciones como “The Attic” , ”I’m where I should be” o “Satturns Pattern”.

Con “Going my Way”, Steve Cradock, guitarrista de Ocean Colour Scene, parecía tomar el mando del concierto, gracias también a un energético Ben Gordelier a la batería, dando así entrada a la parte más eléctrica del concierto junto con “From the Floorboards”, “Friday Street” o “Porcelain Gods”. Pero tras ese empujón de energía en el que no se consiguió incluso que nadie se levantara de la silla, Weller aprovechaba por sentarse ahora en ella, para deleitarnos al piano con la balada más reconocida de su carrera musical. Con el “You do something to me”, una pareja de “espontáneos” aprovechaba incluso para levantarse y ofrecernos lo que parecía ser una clase de bailes de salón, ante tal vez una mirada atónita del propio Weller.

Finalmente ya con 14 canciones encima de show, ese inevitable sonido de bajo finalmente parecía acercar sin pausa alguna, las playas de Brighton a esa calurosa noche de Barcelona, y la gente se levantaba sin tregua con ese esperado clásico de The Jam, “Start”. Pero según parece a Weller no le importó mucho lo allí sucedido, tal vez en otro caso alguien hubiera pensado en redireccionar el concierto, pues tener que esperar 15 canciones para conseguir arrancar un grito del público, tal vez significa que allí está pasando algo; ya sea un entorno no afín, un público descolocado o un músico con ganas de hacer lo que le apetece en cada momento sin pensar en lo que realmente se espera de él. Realmente Paul Weller desde 1972 cuando creó The Jam, nos ha demostrado que ha ido haciendo y deshaciendo a su gusto, y no es de esperar que a sus ahora más de 50 años cambie su forma de obrar.

Antes de llegar a los bises Paul Weller nos dejaba con "Peacock Suit" de su álbum “Heavy Soul” y "Whirlpool's End", volviéndolo todo así a una pacífica normalidad. El concierto acabaría con los bises "Picking up Sticks" y la potente "Broken Stones", tal vez una buena forma de acabar un concierto en donde todo pareció estar medido desde principio a su fin. Finalmente poco más de una hora y media después, un buen músico dejaba el escenario, pero tal vez la adrenalina se la había dejado en casa; pero tal vez fue pura mimetización del público que lo acompañaba…

Bookmark and Share





Atiza contiene la mas completa agenda de conciertos y bares, asi como la biografia y discografia de los principales grupos que tocan en Barcelona
Atiza 1999-2017 · Aviso Legal · Política de Privacidad · Condiciones de Uso