Critica del concierto de The Waterboys en BARTS (Barcelona) el 21 de Septiembre de 2015La mas completa agenda de conciertos y bares, asi como la biografia y discografia de los principales grupos que tocan en Barcelona.
    

Clicka aquí para ver todas las críticas de conciertos

The Waterboys + Freddie Stevenson
Sala Barts
21/09/2015

Texto: Abel Farré
Cartel promocional

Poder tener la posibilidad de volver a la Sala Barts a ver un concierto es sinónimo de encontrarte con un buen sonido; pues tal vez más de una sala de Barcelona tendría que darse alguna que otra renovación para poder dar calidad al sonido en directo. Mis expectativas con Waterboys al principio no iban más allá de poder recuperar un “The Whole of the Moon” o un “Fisherman’s Blues”, pues su último disco “Modern Blues” se alejaba del característico sonido folk celta de esa unión escoceso-irlandesa formada por Mike Scott y Steve Wickham.

Pero todo empezaba bien esa noche, el escocés Freddie Stevenson se presentaba como telonero y eclipsaba esa sala aún media vacía con su sonido folk-rock, demostrando una vez más que se pueden hacer grandes cosas con poco más que una guitarra rascada al sentimiento de una voz que parece sufrir; con ello me quedaba ya satisfecho y empezaba a imaginar un Stevenson + Waterboys. Pero los chicos de Mike Scott empezaron a salir a escena, ese día le acompañaban su llamada banda americana; Brother Paul de Memphis, David Hood de Alabama y Zach Ernst de Texas, lo que auguraba una noche de rock’n roll, pues esas pautas ya habían sido marcadas en ese nuevo disco sureño llamado “Modern Blues”.

Empezaban con la primera canción de su último disco “Destinies Entwined”, en donde a media canción aparecía el inconfundible violín de Steve Wickham por la izquierda del escenario, recibiendo así una más que esperada ovación. Tras seguir con un “Still a Freak” y el viejo “A Girl Called Johnny” llegaba el momento del inconfundible “We will not be Lovers” de ese memorable LP de hace ya 25 años, “Fisherman’s Blues”, pues a pesar del paso de los años, aquel machacante violín seguía chirriando incluso cuando acababa la canción. Era momento de encaminar de nuevo el concierto, pues la excusa era la presentación de su nuevo álbum, de manera que le seguirían “Nearest Thing” y “Rosalind”. Tras un sin más de buena música volvería el segundo momento álgido del concierto con “Glastonbury Song” y la explosiva “Medicine Bow”, del que fue según mi humilde punto de vista, el mejor disco de The Waterboys, “This is the Sea”.

Tras “I Can See Elvis” y tras gritos no solitarios de quienes aclamaban viejos hits, Mike Scott se sentaba al piano para dejar sonar el que fue un emblema incluso para el Pop de los 80, “The Whole of the Moon” que junto con su riif característico, hacía enloquecer a un público que veía recuperado sus años de juventud. El público se había venido encima y en el escenario se quedaban a solas Scott y Wickham, quienes nos marcarían sus alardes de complicidad con la no menos mítica “Don’t Bang the Drum”. A esas alturas del concierto pocas cosas se podían pedir más, pero aun nos acabarían rematando con “Long Strange Golden Road”; tal vez la canción que pasa con mejor nota el último disco editado.

Antes de arrancar con la recta final, Scott daba unos minutos de gloria al bajista David Hood por su ya 72º aniversario; momento en que aprovecharon los músicos para intercambiarse los instrumentos y arrancar con un “Happy Birthday”; momento gracioso de la noche sobretodo al observar al propio Hood golpeando tímidamente la batería y al insaciable Brother Paul que con look de Phil Spector se peleaba para dar notas al violín de Wickham. La noche llegaba a su fin y no nos podíamos ir sin recordar un clásico, “Fisherman’s Blues”, con lo que parecía ya ser la guindilla para coronar ese concierto, pero la última sorpresa estaba por venir, cuando Scott y los suyos empezaron a tocar las notas de la mítica “Purple Rain” de Prince y ese esperado solo de guitarra en el que Steve Wickham bordaría con violín en mano, dejando a un público sin aire para poder pedir nada más en esa noche.

Mezcla de folk, pop, rock’n'roll y sobretodo energía de los que a pesar de los años saben como llevar un publico a disfrutar de la música sin tener que moverse demasiado por un escenario que siempre les quedara pequeño de intención; tan sólo me iba con las ganas de haber escuchado “This is the Sea”, pero suerte que a Scott y Wickham les queda aún tiempo para seguir paseándose por los escenarios y a mí para verlos.

Bookmark and Share





Atiza contiene la mas completa agenda de conciertos y bares, asi como la biografia y discografia de los principales grupos que tocan en Barcelona
Atiza 1999-2017 · Aviso Legal · Política de Privacidad · Condiciones de Uso