Critica del concierto de Sylvain Sylvain & The Trash Cowboys + The Black Halos en Sala Monasterio 2 (Barcelona) el 15 de Abril de 2016La mas completa agenda de conciertos y bares, asi como la biografia y discografia de los principales grupos que tocan en Barcelona.
    

Clicka aquí para ver todas las críticas de conciertos

Sylvain Sylvain & The Trash Cowboys + The Black Halos
Sala Monasterio
15/04/2016

Texto: Max G. Lavarello
Cartel promocional

La casualidad quiso que las giras por España de Sylvain Sylvain, viejo compinche a las seis cuerdas del fallecido y legendario Johnny Thunders en los míticos New York Dolls, y de The Black Halos, buenísima banda de punk rock de Vancouver, que celebraba su retorno tras varios años de inactividad, coincidieran en Barcelona. Evidentemente, puesto que el público potencial de ambos grupos es el mismo, no quedaba otra solución que juntarlos en un mismo escenario. La expectación se hizo evidente con la cola que se formó a la entrada de la sala Monasterio, que abrió sus puertas un buen rato después de la hora anunciada, provocando el nerviosismo de los presentes, muchos de los cuales carecían de entrada y desconocían si iban a poder acceder al local. Al final, efectivamente, hubo quien se quedó fuera (por más que, una vez dentro del Monasterio, era visible que había espacio para más gente), y también hubo quien prefirió presenciar el concierto a través de las ventanas de la sala, situada desde hace ya un tiempo en su nueva localización en el Puerto Olímpico, en medio de bares de reggaetón y establecimientos de comida rápida de dudosa categoría.

Era una de esas ocasiones con aura de noche para la posteridad, y los miembros de ambas bandas, que pululaban sin reparos por dentro y fuera del recinto, eran plenamente conscientes de ello, máxime cuando España es plaza fuerte tanto para una como para la otra formación. The Black Halos, con el gran Billy Hopeless al frente, secundado nuevamente por Rich Jones a la guitarra líder (ausente a partir del tercer álbum de los canadienses, y en la actualidad uno de los guitarristas de la banda de Michael Monroe, tras el paso de otros ilustres como Ginger Wildheart o Dregen), y por la tríada de músicos locales formada por Sue Gere al bajo, Star Mafia Boy a la otra guitarra y Johnny Biscuit a la batería, tuvieron a bien ser quienes abrieran la velada, dejando que fuese la leyenda de los New York Dolls quien la cerrara. Así, empezaron descargando tres destructivos temas de su homónimo primer álbum, “Shooting Stars”, “No Tomorrow Girl” y “Bombs Not Food”, metiéndose a los asistentes en el bolsillo sin complicaciones. Siguieron adelante con otros cañonazos, básicamente de sus tres primeros discos, como “Last Call at the Toothless Saloon”, “Jane Doe” o “Retro World”, que sin duda pusieron a la gente a tono, si bien no hubo atisbos de grandes pogos hasta el final, cuando desgranaron la tríada de versiones compuesta por “Ain’t Nothing to Do” de los Dead Boys, “Where Eagles Dare” de los Misfits y “Deuce” de Kiss, bandas que, sin lugar a dudas, han influenciado a los Halos. A destacar la gran labor de todos los músicos, en especial un Star Mafia Boy soberbio en sus solos. Gran concierto y gran repertorio.

Sylvain Sylvain, por su parte, no nos visitaba en solitario desde antes de sus últimas actuaciones con los reformados New York Dolls, y para esta ocasión, se trajo a los Trash Cowboys, banda en la que también están Sami Yaffa al bajo (ex Hanoi Rocks y en la actualidad en el grupo del cantante de estos, Michael Monroe, igual que Rich Jones), Stevie Klasson a la otra guitarra (Diamond Dogs, Johnny Thunders) y Chris Musto (quien también tocara en su día con Johnny Thunders). En resumen, se puede decir que tanto los Halos como Sylvain y su banda son un compendio de experimentados y célebres soldados del punk rock glam más auténtico, piratas con clase y oficio a raudales. El simpático guitarrista de los Dolls tocó temas de su primer disco en solitario como “Teenage News” y una coreada “Emily”, alguna otra gema de su repertorio habitual como “The Cops Are Coming”, con la que abrió su actuación, la más relajada “Femme Fatale” de la Velvet Underground, y varias versiones de la banda que le hizo célebre, y que, a la postre, fueron las canciones más aplaudidas de la noche, caso de “Pills”, “Trash” o la totémica “Personality Crisis”.

Conclusión: dos enérgicos conciertos del mejor rock and roll, un público satisfecho (a pesar de la desorganización previa a la apertura de puertas) y una noche para el recuerdo.

Bookmark and Share





Atiza contiene la mas completa agenda de conciertos y bares, asi como la biografia y discografia de los principales grupos que tocan en Barcelona
Atiza 1999-2017 · Aviso Legal · Política de Privacidad · Condiciones de Uso